ernesto en berlin

Night clubbing, pop, art, and different daily perversions in berlin. Laziest place in the world.

Sunday, September 03, 2006

ernesto en berlin

iii. el mercado de la carne
El mercado de la carne es uno de los mercados eternos, producto que nunca se pasa de moda.
Si las miradas desnudaran, si las miradas penetraran y formicaran, si las miradas arrancasen sujetadores y los arrojasen al fuego, entonces Berlin sería una gigantesca casa de citas. Casa de citas rápidas-No tengo tiempo para tí, sólo para tu cuerpo-.

Esa sublimación del sexo a través de la mirada produce efectos devastadores en el ambiente de la ciudad. Afuera con la nieve sales como los lobos de la estepa a buscar algo de temperatura humana.Los perros ladran y se pelean todo el tiempo. Los duenos largan peroratas casi filosóficas a sus animales domésticos, y en los momentos de pasión cronometrada ella te susurra al oído- oh, es ist so gut ...du bist so stark...- o tu dices- sí, sí esto es lo que te mereces por ser tan...- El adjetivo final es opcional, a veces dices ardiente, otras bonita, otras tan atractiva , tan sensual... otras veces exigen un lenguaje no tan cortés y estirado, algo más guarro... depende.

Mi aterrizaje en la escena musical berlinesa se produjo después de muchos intentos frustrados , de muchos aterrizajes forzosos. Desde el principio intenté dar con la gente adecuada y el concepto adecuado pero sólo dí con elementos, digamos no dotados de la espiritualidad y comprensión metafísica que requiere el estar en la escena berlinesa.

Todos los veranos veo grupos de espanoles jóvenes con sus mochilas y sus gritos. Los veo sentados en las terrazas de mi barrio con los ojos abiertos como platos con el sueno vaporoso en la cabeza de ser artista en Berlin, vivir la bohemia. Creen estar viviendo una gran aventura. Vienen con sus guías turísticas escritas por los de la beca Erasmus. Los que más gracia me hacen son los turistas catalanes que van gritando consignas y haciendo chistes verdes pensando que NADIE los entiende. Esos también andan por ahí viendo museos y metíendose en los bares más de moda, siempre con los ojos como platos, copiando este o aquel detalle apar incorporarlo al catálogo cuandos ea preciso. Una vez en el tranvía me senté delante de unas turistas catalanas que iban hablando del „paquet“ de un tio que se acababa de levantar. Una diferencia irreconciliable. .

Al volver a Espana le cuentan a la gente que Berlin es la ciudad más moderna de Europa, que se respira el arte por todos sitios etc... Esos pobres chavales, enganados como lo estuve yo una vez no sospechan que detrás de estos amplios edificios , de ese aire de absoluta naturalidad se esconde el fracaso definitivo de nuestra especie: la fealdad, el adefesio.

Esa fealdad domina la escena cuando la ves desde dentro. La mayoría es gente fea. Es difícil de explicar: no es que sean feos en el sentido físico, de hecho la mayoría de la gente que va por la calle podría posar para una revista gratuita de esas con páginas de moda urbana- pret a porter- y pasar por lo más moderno, pero cuando los oyes hablar te das cuenta de lo feos que son. No es una cuestión de ética, no estoy diciendo que detrás de esa belleza cool se esconda una carencia ética. No , no digo eso, hablo de una carencia estética, hablo de un uniforme pagado por el estado alemán , hablo de artistas pagados por el estado alemán, hablo de artistas que realizan exposiciones en moscú, en riga, en Helsinki y que después vuelven a Berlín para ensenarnos las fotos en una pase de diapositivas o con el overhead projector de última genearción . Y eso desde hace doce anos practicamente a diario, oyendo la fealdad de esos espíritus, palabras infantiles y pegajosas como gusanos.

Hace unos anos recuerdo que intenté entrar en la escena berlinesa a traves de una tia que se llamaba anette. Era artista aunque nunca ví ninguna de sus obras. No estaba mal , de hecho, era rubia, pelo por los hombros, sonrisa abierta, pechos grandes y compactos, pero ya os he hablado de esa incapacidad congénita para agarrarme a alguien. Hice algunas incursiones por la escena. No estaba en mi mejor época.Trabajaba en el aeropuerto, en el servicio de información, pero como vivía como un soldado, me imagino que atraía mucho a las chicas.

Esta constatación de que cuando vives al límite atraes más a las chicas merece también la categoría de CIENTÌFICA.
Bien, conocí a Anette en una fiesta de pijos de universidad. Yo no había entrado todavia en la universidad alemana, ya digo; vivía como los soldados, con mucha disciplina , con una disciplina prusiana en el arte de trabajar lo menos posible, lo peor posible , una disciplina cartesiana para el consumo de drogas , una disciplina alemana en el sagrado arte del escaqueo , de la mentira y del timo, algunas de las virtudes de los alemanes modernos. Yo estaba intentando aprender la forma de vivir sin trabajar, que es a fín de cuentas junto con Hölderlin lo que me trajo aquí. Y había aprendido que para vivir sin trabajar en alemania había que despertar la compasión del prójimo. El cristianismo está muy metido en la mentalidad alemana aunque a ellos la palabra religión les de un poco de asco. Me alegro de haber aterrizado en un país cristiano., qué habría sido de mí entre infieles...

Y siendo extranjero sólo te queda la alternativa de hacerte el tonto. Y puedes estar seguro de que va a colar siempre, porque al alemán no hay cosa que más le moleste que un extranjero listo. Con el tonto, sin embargo, al igual que con los perros , el trato es de primera calidad, siempre y cuando cumplas en la cama. Sin cumplir en la cama es difícil. Ya lo decía Claudia Schiffer, que el arma del extranjero es la amabilidad extrema. En Alemania la amabilidad es un signo de debilidad: la debilidad de los esclavos y los perdedores.
Así que en aquella fiesta me hice el tonto todo lo que pude. Como ya he dicho, mostrando mi debilidad, mi vulnerabilidad y también mi simpatía. Annette tenía fantasías sexuales llenas de latinos simpáticos y vulnerables que llegaban hasta lo más profundo de su cuerpo. Cuando miras a los ojos a veces ves toda la superficie del planeta tierra.
Estuvimos hablando de música. Por lo general las mujeres no son lo que se dice muy musicales, pero les gustan los músicos. Le gustaba la música extravagante e independiente. Después de hablar conmigo y preguntarme si le podia traducir su curriculum al espanol, desapareció en un rincón con un tio que le contaba cosas que debían ser la hostia, porque Anette reía todo el rato. Esos jueguecitos me crispan. Hacía calor. Al salir de la fiesta , como por una coincidencia me la encontré sin el tio ese buscando su bicicleta. No sabía muy bien dónde la había dejado , así que estuvimos un rato mirando las bicicletas. La suya era vieja y de color lila, me había dicho. Pero no encontramos la bicicleta y le pregunté si tenía ganas de tomar un café para templar el estómago. Al salir del chiringuito era ya de día. En verano amanece muy temprano en Berlin y a las cinco de la manana es ya de día. Me contó que quería ser directora de cine y que quería estudiar en Argentina. Cuando me despedí de ella se quedó un poco chocada. Cuando poco antes de una despedida la mujer se coloca frente a ti y te deja los labios al alcance puedes estar seguro de que quiere que la besen. , pero yo me encontraba en una fase nihilista y decidí guardarme los ímpetus para un momento mejor. Eso las desconcierta. Es una jugada fuerte que no siempre tiene buenas consecuencias. Piensan que eres gay si no te avalanzas sobre ellas como un gorila en celo y las arrastras a su cobijo y las arrancas la ropa resoplando...

Esta bien que hagas esas cosas una vez, pero a la segunda cita tienes que estar ya preparado para entrar a matar, pues de lo contrario vas a perder toda la jugada. Como dicen los profesores de marketing- el exceso de reflexión mata la acción- . quedamos por la tarde para ver una exposicion. La obra artística era una reflexión sobre el cambio climático aunque eso se desprendía de la explicación de la obra y no de la obra en si que era una pata de maniquí gigante colgando del techo. El artista era un americano muy hablador que se sentía dueno del mundo. Sin arrogancia, con simpatía. Los artistas americanos son gente por lo general muy simpática.A veces confunden palabras como horizontal y vertical, significante y significado, connotación y denotación, pero no pasa nada porque cuando les preguntas si has entendido bien, con mucha simpatía te dicen que han confundido „horizontal“ por „vertical“ y se echan a reir con esa simpatía arrebatadora que les ha hecho duenos del mundo. Y aqui no ha pasado nada. En esa época estaba de moda el ser antiamericano y anette, como chica a la moda era una antinorteamericana reclacitrante. En seguida supe que había viajado a Costa Rica , Honduras, Ecuador, esos países a los que van sólo las artistas alemanas y había visto con sus propios ojos la proporción de la tomadura de pelo del „patio trasero“. Así que ahora había que meterse con los americanos a pesar de haber sido la gente que haya impedido que alemania haya sido borrada del mapa. A mí me da un poco igual, yo trabajo con otras categorías y me da igual la arrogancia alemana, americana o espanola. La arrogancia es una cosa caricaturesca en los países del norte de europa.Una incapacidad , yo diría congénita, como la mía para agarrarme a la gente, para la autocrítica. El truco es desplazar la conversación al otro lado: no sé si me explico. Que no se hable NUNCA de uno mismo. Es mejor hablar de las tribus de las antípodas o de las pintorescas costumbres del pueblo de la isla de Rodas. Esos pueblos del norte que han asolado la tierra como las termitas o las piranas y que no cejarán NUNCA hasta el dominio absoluto de la TOTALIDAD del planeta viven en el absoluto convencimiento de que los otros son tontos, y nada los va a hacer cambiar de idea, sólo la catátrofe. Pero la catástrofe no basta tampoco. Ya digo que esto del norte de europa es una cosa que merece un verdadero estudio antropológico. Un estudio CIENTIFICO como el mío. Esa falta de autocrítica y esa sana con la que ingleses se meten con los alemanes, alemanes con los americanos, americanos con los alemanes y los ingleses, me hace recordar los documentales de guerra., sobre todo los del desembarco de Normandía cuando los rubios se engancharon con sus hermanos de la tribu de enfrente.

Pero bueno, la conversación saltó a lo del juicio del general Pinochet, ese tio con bigote y gafas rayban que se había dedicado a tirar comunistas anestesiados al mar y que estaba en Inglaterra protegido por un montón de abogados demócratas pagados por la Dama de Hierro, la valedora de la democracia más antigua y estable del mundo
.
Anette estaba a favor de la extradición, pero el artista americano no sabía quien era Pinochet y eso enrareció los aires un poco ya que anette lo llamó burro. El artista americano dijo-es que ustedes en Alemania son tan listos...- Lo cual encrespó a la artista alemana.
Yo también soy de la opinión que los alemanes son muy listos, muy inteligentes, sobre todo para el arte de trincar todo lo posible con el mínimo esfuerzo. Hay que ser muy listo de verdad para , siendo un analfabeto brutal y pobre de espíritu, que es la mayoría del país, tener fama en el mundo de frío, analítico, calculador. Ya digo que para el timo esta gente es la hostia.Mejores que los americanos de quienes conocemos poco más que su habilidad con las pistolas y la inteligencia emocional. Así que globalmente se puede decir que los alemanes son todavía más listos que los americanos, pero cuidado, porque se trata de un duelo en la cumbre donde ambos contrincantes son muy muy listos.

El papel de un chavalito espanol en un altercado diplomático de ese tipo es el de calmar los ánimos y sacarse unas cervezas. No en vano los espanoles somos los camareros de Europa. Esa simpatía que destilamos hacia los turistas ricos nos ha ido convirtiendo en camareros y enrrollaos, la mejor calidad de servicio, aunque como ya he dicho , en el norte de Europa la simpatía es una cuestión de debilidad y creo que el futuro de Espana está en la „dosificación de la simpatía“, cosa que por otro lado ya está empezando a suceder a la luz de esas jornadas laborales de siervos de la gleba embrutecidos por la gastronomía y el fútbol que están emepezando a hacer de mis compatriotas una gente ya no tan simpática como antes, lo cual sin duda alguna es un claro indicio del progreso del país, casi con el mismo valor que el imparable crecimiento económico que nos llevará sin duda a recuperar el imperio que nos robaron o que nos robamos a nosotros mismos.

Bueno,perdonádme, pero es que tengo tanto que contar que a veces me lio. Me llevé a Anette a la mejor zona de toda galería, frente a las cajas de cerveza. Fijaos qué brutalidad que en una galería de arte tan exclusiva, ni siquiera se les había ocurrido poner cerveza fría. Lo del progreso de las naciones es una cosa relativa. Por ello creo que lo peor de Alemania es la temperatura de la cerveza en verano....

-estos americanos ignorantes!... Bueno estaba claro que Anette quería algo de mí pues a través de sus viajes por costa rica y acuador habia constatado la importancia de esa frase así como la solidaridad empática que origina...

3.la pesadilla de Cervantes
La pesadilla de Cervantes fue el haber nacido en un país maldito por el eterno. Y eso lo sabía él. La interrupción voluntaria del pensamiento.El coto privado de caza. Todos me espoleaban para que me pegase con gente que ni me iba ni me venía y nada de lo quen hacía servía de nada. Todos se encogían de hombros . No era lo suficientemenete bueno para la corte del emperador ni para el senor obispo. El mundo seguía moviéndose a velocidad desesperada. Muchos perdían sus privilegios y muy pocos los ganaban.
La servidumbre de un país obligado a obedecer. Obedecer. Había que ahuecar el ala.

Bueno, la cosa se estaba moviendo muy rápidamente en la oficina. El general de la Stasi, el padre de esa amiga mía periodista, se estaba ya revelando como un perfecto gilipollas.Mi jefe, el sr. Bäumer seguía dando portazos al comienzo del día, y su novia, seguía entrando a currar más tarde que el resto y yéndose a la una de la tarde. Y yo me estaba cansando también de la burra de mi secretaria, que lo que quería era que me echaran para ponerse ella de única jefa.
El brillo en sus ojos azules de ese anhelo me fue convenciendo para ir preparando uno de mis movimientos transversales, uno de esos movimientos con los que intento desde hace muchos anos escapar de esos grandes amigos y familiares que me desean una vida de esclavitud y de oficina a cambio, ya sabeis, de la honrilla de decir-nuestro querido amigo vive en Alemania-.

No habían entendido los pobres espanoles que alemania era en aquella época el refugio divino de millones de vagos o rebeldes como yo que venían huyendo bien del yugo de la familia , bien del látigo del capitalismo. No habían entendido que los que eran unos pringaos , con la mierda y las deudas hasta el cuello eran ellos y que los alemanes habían conseguido la cuadratura del círculo así como el máximo grado de progreso posible: la suspensión del trabajo y del principio del rendimiento. Rodeándose de extranjeros renegados y frecuentemente bien preparados para sacar las castanas del fuego mientras ellos se llevaban el dinero, que después de todo es lo único que importa. Nunca había visto un país de gente tan mediocre y arrogante como los alemanes, pero frente a eso tenían también un mecanismo de defensa que yo comparo con el instinto de supervivencia de los insectos: el estado social como mecanismo igualador, para que todo ciudadano se sienta desde el primer momento con el derecho a dejar de trabajar durante una larga temporada.
Pero claro, sin ser alemán estos movimientos transversales estaban lastrados por la vigilancia , yo diría de tipo nacionalsocialista de una burocracia entrenada como los perros para buscar dinero entre la basura, y para poner a la gente bajo presiones que en cualquier otro país habrían sido inimaginables.
Tras diez anos en otra tribu estaba viendo que la clave del éxito de toda sociedad humana es la sumisión, y que sólo a través de ella se nos identifica como miembro de un grupo humano.es el elemento identificador , el factor de socialización y de cohesión. Sólo a tarvés de esta sumisión somos aceptados por los que se han sometido como nosotros.
Hay muchas formas de sometimiento. Mi sometimiento a las normas y criterios de esos cuatro analfabetos de la empresa Sydem era bastante somero.Sólo me reventaba ser el único allí que hablaba idiomas y ser el único allí que ganaba tan poco dinero. Mi jefe se jactaba de no hablar ninguna lengua extranjera.
Otra de las cosas buenas de Alemania, por lo menos para los extranjeros, es que siempre te pagan un tercio de lo que se pagan entre ellos y por ello no merece la pena trabajar ya que el subsidio del paro es bastante generoso, y más en Berlin donde los precios son casi la mitad que en el resto de la república. Así que por intentar joderte y reducirte a la función folclórica en realidad lo que te procuran es la entrada directa en el walhalla. Y como entre ellos el trato es muy , digamos solidario, cada vez hay menos alemanes que hayan trabajado, y como el trabajo se lo pasan a los extranjeros entre carcajadas, cada vez la cosa se está polarizando más y adquiriendo la sagrada forma de la decadencia del imperio romano, donde al final iban sólo a la guerra los extranjeros mientras ellos fornicaban en el impluvium...
Ya digo que esto es lo bueno de Alemania: dada la imposibilidad casi absoluta de mejorar de estatus como extranjero, dada la indiferencia generalizada del alemán hacia todo lo que no sea lo suyo, dado el desprecio que siente esta gente por todas las demás culturas ( a excepción de la anglosajona) lo mejor es hacerse el subnormal. De nada sirve intentar demostrar que uno esta bien educado y que ha estudiado en universidades y que habla idiomas y que además tiene una opinión formada en categoría cultural, artística, política... Eso a los alemanes, por lo general no les interesa lo más mínimo. Su mapa sentimental del mundo consta de distintos niveles culturales. El suyo es el más alto, eso que llaman los profesores de universidad „la calidad cultural“ y luego hay otros. El mediterráneo es un interesante crisol de culturas simpáticas y expresivas, pero un poco atrasadas. Y el individuo es el reflejo directo de la cultura ( así lo llaman ahora, antes lo llamaban raza) en la que ha nacido y crecido.
Por ello nadie que no haya nacido y crecido en Alemania podrá entender con la debida profundidad la altura de la cultura alemana. Cuesta de verdad entender que los seres humanos sean tan estúpidos y se tomen tan en serio a sí mismos, pero por el otro lado, insisto que esas posiciones tan marcadamente discriminatorias son el caldo de cultivo apropiado para el pícaro. Sólo bajo la perspectiva de este desprecio de las otras culturas es posible el engano.
Y después de diez anos siendo machacado por todas partes, y especialmente en la universidad, me dí cuenta de que lo mejor en alemania es apelar al cristianismo de sus gentes, al perdón , la limosna y meterse a la rueda sin destacar...
Ya había urdido el plan. El general beckmann me quería mandar a primera línea de fuego a dar clases de inglés a unos chavales que iban directos a la picadora de carne que es la estructura laboral-estatal de la república federal. Y este general pretendía que yo asumiese por tres semanas la tarea de una profesora de inglés, sarah, que s ehabía puesto enferma sin motivos determinados, y todo para ahorrarle a la empresa del Sr. Bäumer unos 1600 euros mientras ellos estaban calentitos en la oficina y mi secretaria tomaba ya el control comercial del chiringuito desplazándome a mí a lo que llaman la pedagogía, esto es, a hacer el pringao para unos analfabetos listillos de las afueras de berlin este.
Como ya son muchos anos de cosas de ese tipo, decidí irme de la empresa a la alemana, con depresión, médicos y abogados, la única manera que tiene el extranjero de protegerse contra este regimen d etrabajos forzados al que le someten estos empresarios tan civilizados.
Se pisieron rabiosos, pero entre mi abogado y la jueza tuvieren que indemnizarme.
Lo de la sociedad abierta de Popper es una tomadura de pelo. Capitalismo es sinónimo de racismo. Las diferencias entre las personas no son tan grandes, la cualificación y todo eso no son más que los cuentos chinos con los que se intenta retrasar la entrada de los jóvenes en el mercado laboral. Los que ejecutan esa tarea son los de las universidades y otros centros de formación. A través del paso del tiempo se refuerza este sentimiento de tomadura de pelo, de becario eterno.

Caí en la oficina del paro todavía con las experiencias de claro carácter nacionalsocialista de hacía unos anos, cuando mi conocimiento de la lengua no era el suficiente como para defenderse de los funcionarios.
Pero esta vez me tocó una senora de cincuenta anos a la que le molaban los surenos. Esto es otra de las ventajas de alemania, que a las tias les gustan los surenos, como ya he explicado. Es una cosa muy indeterminada, pero yo creo que se puede calificar de simpatía, y de ese modo es relativamente facil engatusarlas haciéndose el gilipollas simpático. Ya he dicho que la simpatía en Aproveché la conversación con la senora del paro para preguntarle si sería posible trabajar directamente en la ventanilla del paro, pasar a pertenecer a la plantilla de la oficina de desempleo. Eso es lo que yo llamo movimiento transversal.

Con la concesión del paro decidí tomarme unas semanas de descanso, de dormir hasta las diez de la manana, de no correr por la ciudad de modo gratuito, montar el estudio de grabación debidamente etc... Por fín era alemán. No hacía absolutamente nada más que ver dvd s y beber cerveza por la noche. Los problemas de espalda estaba relacionados simple y llánamente con el trabajo y el ritmo de actividad febril que habia seguido durante los ultimos nueve anos. Anos en los que espoleado por distintas personas y por mi propio orguillo me habia sometido a una disciplina que habia estado a punto de matarme.
Ahora la cosa iba a ir de otro modo. Había aprendido a defenderme y sobre todo a no sacr pecho. La medalla al mérito del trabajo , la órden de Isabel la católica, el toisón de oro, todo eso se lo iban a meter por el culo.
Pensando me daba cuenta que el espolón y el látigo adoptan formas muy variadas. La ya conocida, el látigo clásico de toda la vida del trabajo, del jefe que intenta sacar otra gotita de sangre. Pero esta forma al ser tan facil de reconocer no es la más peligrosa. El espolón más peligroso para el hombre es el de las mujeres y sus amigos. Hay que pensar mucho para llegar hasta este divino momento de reconocimiento. La mujer , si es mala, y éstas son la gran mayoría, busca en el hombre una forma de seguridad económica. Digamos que la mayor industria de la mujer mala e inteligente es el hombre trabjador. Cuando te metes en esa dinámica de querer ganarte a una hembra a base de hiperactividad y dividendos, entonces ya estás muerto. Te van a explotar como a un imbécil y nada de lo que hagas bastará para saciar la sed de reconocimiento social de la hembra mala. Lo de buena y mala no es un juicio ético, sino simplemente un atributo de calidad. Cuanto más puteado estés, cunato más te sacrifiques , cuanto más luches, cuanto más estrés tengas, cuanto más renuncies a ti mismo, más presión recibirás.Tienes que haberte escapado por los pelos de esa cadena al cuello para poder reconocerla en los ojos de muchas de esas insensatas.
Lo bueno de la liberación de la mujer, es que las han dejado completamente castradas y contentas, en busca de medallas laborales y personales y en lucha contra los hombres. El hombre de hoy en día, si es listo ,tiene que dejarlas pasar , me refiero a esa pléyade de furias laborales que rondan por ahí buscando reconcimiento a una inteligencia que de ser alta simplemente habría renunciado a su reconocimiento...
Lo bueno de Alemania es que ha hecho de sus mujeres un , digamos colectivo humano de castradas medio infantilizadas en guerra contra el mundo de los hombres. Han aceptado voluntariamente la función de gestión del estado y han ido apartando a los hombres de sus papel biológico de padres, para que nadie les quite al nino que con tantos problemas de conciencia han traído al mundo. Las juezas de alemania, los juzgados de la familia y todas esas autoridades tan básicamente biologizadas intentan que los hombres se mantengan lejos de los ninos, con lo cual han creado una sociedad uidimensional a mitad de camino entre la sparta más dura y la dictablanda del mundo feliz de aldous huxley.
La pornografía se ha apoderado del deseo de hombres y mujeres. El hombrte en Internet calmando el dolor interno de saber lo que le espera, y la mujer intentando ser como un hombre: o sea un juego de esquizofrénicos castrados ... o la victoria de la alcahueteria victoriana con signo de progreso. Basta conocer las culturas del norte de europa para odiarlas.
Es una cosa increíble el capitalismo, de qué modo mata y destruye y de qué modo ha ido buscando sargentos que controlen al resto. De qué modo se apuntan los seres humanos a una guerra que ni les va ni les viene y les quita la mayor parte del tiempo de su vida.
Una fábrica de estupidez. El rasgo más claro de la estupidez es el autoconvencimiento , esa mano alzada , esa participación voluntaria. Pero de ahí a entregar tu sexo va un abismo...
Estan todos convencidos.Una verdadera invasión de los ultracuerpos. Cuando te quedas dormido y te despiertas...

0 Comments:

Post a Comment

<< Home